Youtubers & youtubers

Ahora que YouTube ha cumplido diez años, dejo la mirada fija en un punto imaginario y me he pregunto, no sin un intenso suspiro, qué estarán haciendo ahora mismo los tres ex-empleados de Paypal que se lo vendieron a Google por mil seiscientos millones de dólares. Y es que desde aquel experimental “Me at the Zoo” grabado en el parque zoológico de San Diego hasta el día de hoy YouTube ha experimentado un boom como pocos sitios web lo han hecho. Pero no teman, astutos lectores, ni puedo ni quiero entrar en cifras, cuentas de resultados o estadísticas del portal de videos número uno del mundo.

YouTube es un ser vivo en sí mismo cuyo alimento son nuestros “clicks”. Igual que ocurre con otros medios, esta criatura a la que cebamos diariamente es también un espejo en el que nos miramos y que muchas veces nos devuelve un reflejo, cuando menos, inquietante. La cantidad de contenido  que alberga Youtube es desmedida y variada a rabiar. Esa es la magia. En cuestión de segundos, tenemos delante nuestra la última entrevista que le hicieron a José Saramago antes de morir, al gato de mi vecina del portal 2, a una cuadrilla de albano-kosovares saltando coches en marcha o a un chavalote dando voces delante de una webcam mientras juega a Minecraft. STOP. Vamos a quedarnos con estos últimos.



Malhablados, con la gracia justa y generadores de unos contenidos, la mayoria de las veces, paupérrimos, no termina de entrar en mi dura mollera que los videos que firman archiconocidos Youtubers como el sueco PewDiePie o Rubén Doblas Gundersen, nuestro elrubiusOMG, arrasen como arrasan entre las huestes más jóvenes. Bueno, quizás me acabo de contestar a mí mismo y esa es la clave: juventud. Y no nos equivoquemos, mi admiración y mis más sinceras felicitaciones para todo aquel que esté consiguiendo pingües beneficios con sus videos en Youtube, Vimeo o cualquier otra plataforma del estilo, pero no puedo evitar comparar el dinero que hacen los Youtubers más emblemáticos con el que consiguen canales de televisión como Telecinco con sus programas estrella.

Cada uno en su terreno y con un “target” muy distinto, los paralelismos entre los videos de estas figuras de la red y la telebasura más recalcitrante a lo “Sálvame de Luxe” es, para mí, bastante evidente. El panorama es desolador. Por arriba, señoras y caballeros con la mente en blanco destrozando el sofá mientras les pasa por delante la vida del famosete de turno, por abajo, crios endiosando a chavales que gritan, sobreactuan, abren cajas y juegan a videojuegos a ritmo de “EPIC”, “TROLLEO”, “SALSEO” y “WTF”.

tumblr_inline_n9tiuc2w1a1sei7e3Y que nadie tache de vago ni holgazán a una persona con esta dedicación a Youtube. Conseguir 11 millones de suscriptores y que tus videos se reproduzcan hasta la saciedad no es cosa de un ratín. Sólo ellos saben el nº de horas al día necesarias para mantener el ritmo de publicación que sus ávidos fans les reclaman. Así como tampoco es fácil preparar y dar 8 horas de famoseo diarias en tu cadena amiga. Si valoramos, hay que valorarlo todo.

Pero como decíamos al comienzo, YouTube es desmesurado. Humor, música, arte, videojuegos. Hay verdaderos virtuosos en casi cualquier campo. En este último, uno de nuestros favoritos, viciosetes, podeís encontrar fenómenos como Scanliner, un YouTuber que genera un contenido tan bueno que no sé cuanto tiempo más seguirá ahí antes de que lo contraten para proyectos más acordes a lo que él es capaz de hacer. Si el inglés no es problema para vosotros, el canal de Cinemassacre tiene a dos enamorados del videojuego como son James Rolfe (a.k.a The Angry Videogame Nerd) y Mike Matei charlando y probando títulos de ayer y hoy. Volviendo a España tenemos también a la filial de Eurogamer que dirige  Xavi Robles con cada vez más y mejor contenido en YouTube que no puede dejar de recomendarse. Y aquí otro, ¿os van las recreativas clásicas?, pues ved cómo Nestor, el autoproclamado friki del arcade por antonomasia, se acaba legendarios arcades con un solo crédito en su “Con Cinco Duros”.

En fin, que en la variedad está el gusto, pero no deja de hacerme cierta gracia cuando en las redes sociales los mismos que cargan contra subproductos televisivos del calibre de “Hombre, Mujeres y Viceversa” ensalzan al muchachete de turno que se graba mientras juega a GTA V poniendo caras. Será cosa de la edad, pero no termino de explicarme el por qué del descomunal éxito de estos chavales a los que, por otro lado, felicito con total sinceridad.

 

About the Author

J.L. Egea
Freak irredento con más consolas en casa que neuronas en la cabeza.

Be the first to comment on "Youtubers & youtubers"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*